subscribe: Posts | Comments

Lluvias torrenciales en Brasil y Paraguay

0 comments

Las lluvias torrenciales en Brasil y Paraguay que se han producido desde el día 8 de junio de 2014 han ocasionado la muerte de 10 personas en Paraná, 52 heridos y tres desaparecidos. Estas lluvias torrenciales comenzaron en el estado fronterizo con Paraguay y Argentina.
Inundacion Paraguay

La imagen de la izquierda, adquirida por el Moderate Resolution Imaging Spectroradiometer (MODIS) en el satélite Terra de la NASA el 11 de junio de 2014, muestra las inundaciones en el río Paraná, en el estado brasileño de Paraná. Los ríos Ivaí, Piquiri y Paraná están con un cauce mayor y fangoso debido a la escorrentía. La imagen de la derecha, adquirida por el mismo satélite el día 12 de junio de 2012, muestra el cauce del río en condiciones no inundables, una vez que han disminuido los efectos de las lluvias torrenciales. Usa la herramienta de comparación de imágenes para ver la diferencia.

El origen de las inundaciones radica en las continuas, fuertes e intensas lluvias caídas durante cuatro días seguidos. Durante los días 11 y 12 de junio, los cielos dieron un descanso, pero los días del fin de semana (14 y 15 de junio) mantuvieron altos los niveles de agua. Estas inundaciones han obligado a que se decretara el estado de emergencia en 130 ciudades brasileñas. Entre esas ciudades está Curitiba, una de las ciudades anfitrionas de la Copa Mundial de Fútbol. Durante estos días, las inundaciones también ocasionado el cierre del popular destino turístico las Cataratas del Iguazú, una de las mayores cascadas naturales del mundo y que se hallan en la frontera con Argentina. En las imágenes satélite se encuentra inmediatamente al sur de la zona que se muestra. Las autoridades han solicitado a los residentes en los alrededores de las presas de Cavernoso II y Salto Osorio que abandonen el lugar ante el riesgo de desborde, dirigiéndose hacia lugares altos y alejados del cauce.

Lluvias torrenciales en Brasil y Paraguay

Huída de los brasileños

Aguas abajo, en Paraguay, las inundaciones afectaron a más de 31.000 familias, 2.056 personas han perdido su vivienda, mientras que otras 3.592 han tenido que ser desalojadas. Las inundaciones más graves fueron en el centro-sur de Paraná, donde se estima que cerca de 500.000 personas se vieron afectadas y 480 personas se han visto obligadas a abandonar sus hogares. Paraná es una importante región agrícola que ahora es menos activa durante su más seco y frío invierno. El estado cosecha maíz y siembra trigo.

Cataratas de Iguazú

Los ríos Iguazú y Paraná, que Brasil comparte con Paraguay y Argentina, se elevaron a niveles históricos. Las autoridades obligaron a abrir dos grandes presas hidroeléctricas de las famosas Cataratas del Iguazú, donde el flujo de agua se incrementó casi 30 veces, de 1.500 metros3/segundo a 43.000 metros3/segundo, superando el récord anterior de 36.000 metros3/segundo en 1992.

El único dato positivo es que las lluvias proporcionaron un impulso necesario para la red energética de Brasil, ayudando a llenar los embalses más cercanos a la mayor presa hidroeléctrica del país, la presa Itaipú. Los embalses en el sureste, que representan el 70% de la energía hidroeléctrica de Brasil, se mantienen cerca de mínimos históricos después de la tremenda sequía a principios de este año. 2/3 de la energía de Brasil se basa en la energía hidráulica por lo que los analistas temían que el país podría enfrentar el racionamiento durante la Copa Mundial. A pesar de la gran concentración de lluvia, no es suficiente para borrar las preocupaciones sobre el suministro nacional de energía para este año.

Mundial de Fútbol de Brasil

Cataratas de Iguazú

Se prevé que el Mundial de Fútbol en Brasil, que comenzó el día 16 de junio y reunirá a unos 800.000 visitantes extranjeros durante un mes, no se verá afectado por este fenómeno natural. El partido de apertura ha sido Irán contra Nigeria en Curitiba, en el estadio Arena da Baixada. La Copa del Mundo se lleva a cabo en un año de clima inusual para Brasil. Durante la temporada de lluvias en enero y febrero, el país ha estado caracterizado por un calor intenso y una desmesurada sequía. Por el contrario, serán frecuentes las lluvias fuera de temporada durante los meses secos típicos de julio y agosto como consecuencia del fenómeno natural El Niño.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *