subscribe: Posts | Comments

Sticky: Grandes ondas de marea

0 comments

El desastre natural más grave y menos conocido

En este invierno del 2014 están resultando inusualmente frecuentes las tormentas en la costa gallega y cantábrica que traen alas portadas de la prensa fotografías impresionantes de la acción del mar sobre las costas. En el pasado los tsunamis de Indonesia 2004 y Japón 2011, también nos han dejado pasmados ante lo que es la fuerza del mar. Pues bien, los dos fenómenos son nada comparado con las grandes ondas de marea que se han dado en tiempos geológicos y muy probablemente en otros no tan remotos, incluso históricos y que son olvidados por los geólogos y la Protección Civil como una causa posible de desastre natural ante el que es necesario protegerse.

Las grandes ondas de marea difieren de los tsunamis en su origen y por tanto en el volumen de masa oceánica implicada. En el caso de los tsunamis el origen está en un fenómeno tectónico local, cuyo movimiento desplaza una masa de agua alrededor del lugar en el que se produjo la fractura. La onda de la masa oceánica afectada se transmite hacia las costas a gran velocidad y es sólo en las cercanías del litoral con baja cota topográfica donde la ola afecta y destruye zonas habitadas, agrícolas, forestales, etc.

Grandes ondas de marea

Las ondas de marea, por el contrario tienen su origen en un desplazamiento unidireccional de todo el vaso oceánico, es decir de la corteza terrestre, que provoca la traslación por inercia en sentido contrario de toda la masa oceánica. Debido al volumen de agua implicado en el fenómeno, las áreas inundadas van mucho más allá de las costas y solo están limitadas por la altura topográfica del continente. La velocidad del frente de inundación no es tan rápida y llamativa como en el caso de los tsunamis, pero su penetración puede llegar a centenares de kilómetros y la altura inundada alcanzar varios centenares de metros.

Las causas de este tipo de fenómeno están en variaciones bruscas de la inclinación del eje de la Tierra, ya sean debidas a fenómenos de alteración del campo geomagnético de la Tierra o a interacciones del planeta con otros objetos astronómicos de aparición imprevista como grandes cometas, asteroides, etc. En el pasado, estas desviaciones del eje de rotación han sido confirmadas por el análisis de la orientación de minerales magnéticos en series estratigráficas o volcánicas. En la actualidad se considera que ciertas estructuras geológicas relativamente comunes como los bloques erráticos, y otras evidencias como los miles de mamuts congelados rápidamente en latitudes Árticas, los hallazgos arqueológicos de construcciones sumergidas como las pirámides de Yonaguni, los descubrimientos de fósiles de ballenas a cientos de metros de altura en el desierto de Atacama (Chile) o en la cuenca de los grandes lagos (Canadá), la comprobación de climas recientes distintos a igualdad de latitud actual, pueden ser testigo de estos sucesos y por tanto la frecuencia de este fenómeno ser mucho más alta de lo inicialmente considerado.

bloques erráticos

Bloques erráticos de origen glaciar en el Puerto de Sejos en Cantabria(España)

fósiles de ballenas en desierto de Atacama

Fósiles de ballenas en desierto de Atacama (Chile)

pirámides de Yonaguni

Pirámides de Yonaguni en la isla japonesa de Yonaguni

programas espaciales de observación infrarroja
Entre los esfuerzos científicos realizados para ayudar a calibrar la probabilidad de ocurrir este tipo de catástrofes están los programas espaciales de observación infrarroja, que se mencionan en la tabla adjunta, complementados con telescopios en tierra, así como las misiones espaciales de observación de la creciente deriva del campo geomagnético terrestre, entre las que se encuentra el reciente lanzamiento por la ESA de la misión SWARM formada por un conjunto de tres satélites gemelos.
earth magnetic field
Desde el punto de vista de la Protección Civil, la ventaja de una gran onda de marea frente a un tsunami es que ambas causas de inclinación del eje de la Tierra, la astronómica o la geomagnética, es posible predecirlas con semanas o meses de antelación y por tanto se puede llevar a cabo una evacuación ordenada, si existieran los planes de prevención para ello. Para dar una idea de la importancia que tendría hacer estos planes, baste decir que en la Península Ibérica viven 25,5 millones de personas entre 0 y 100 metros sobre el nivel del mar y 36 millones si consideramos la población que vive entre 0 y 400 metros de altitud.

Para indagar sobre los efectos de grandes ondas de marea en el pasado sería muy conveniente realizar un inventario geográfico de bloques erráticos en la Península Ibérica, que no existe hasta el momento. Estos residuos rocosos erróneamente se han atribuido sólo a procesos de deshielo de glaciares, pero basta ver algunas fotos de las tormentas de estos días para darse cuenta de que la fuerza del mar es mucho mayor de lo que habitualmente pensamos.

En el siguiente vídeo se representa una animación de lo que ocurriría si la Tierra sufriera los efectos de una onda de marea. Fíjate cómo se van inundando las zonas terrestres:

 

Trackbacks/Pingbacks

  1. Ciclogénesis explosivas - Infoemergencias | Infoemergencias - […] vuelve más sensible y susceptible de sufrir cualquier otro gran desastre natural, como el de las grandes ondas de…
  2. Banco mundial de semillas en Svalbard - Infoemergencias | Infoemergencias - […] causado por el cambio climático global. Sin embargo, conociendo el desastre natural conocido como Onda de marea, y sabiendo…
  3. ¿Hay planes de evacuación de grandes ciudades? - Infoemergencias | Infoemergencias - […] que existen otros tipos de riesgos posibles y menos habituales, como los nucleares, tsunamis, grandes ondas de marea o…

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *